En los últimos años han surgido diferentes modelos de negocio online. Aunque podemos, en un primer momento, pensar que están destinados a las grandes empresas y a las start-ups, lo cierto es que los negocios tradicionales, los de toda la vida, pueden aprovecharse de estos nuevos modelos y, de hecho, muchos lo han hecho.

En esta entrada presentaré nueve de ellos.

GEOLOCALIZACIÓN

Tanto por la relevancia que ha adquirido en los resultados de búsqueda de Google (y demás buscadores), que está priorizando en las SERP (Search Engine Page Results) los enlaces a sitios web localizados en las proximidades del terminal de búsqueda, como por las posibilidades de uso en aplicaciones móviles (ahora es económicamente factible para cualquier negocio contar con una aplicación móvil con notificaciones geolocalizadas), se ha convertido en un modelo fundamental en la estrategia de cualquier negocio tradicional local.

VENTA DIRECTA DE PRODUCTORES/MAYORISTAS

Este es un modelo que está teniendo mucho éxito en el ámbito de los productos perecederos (alimentación), donde se encuentran plataformas e-commerce dedicadas a este tipo de negocio (también hay proveedores que crean sus propias tiendas digitales). La buena aceptación por el público se basa en una oferta de calidad, la concienciación respecto a los abusos de los intermediarios y la predilección por los productos ecológicos. Para los productores supone un incremento del margen de beneficio impensable en el mundo offline.

FLASH SALES

Ofertas de tiempo limitado. La difusión es sencilla a través de email, redes sociales, aplicaciones móviles… También puede hacerse por medio de plataformas como Groupon. Es un buen método para dar salida a stock de campañas anteriores y/o para atraer la atención de clientes potenciales. También para fidelizar a personas que ya son clientes. Puede asociarse con el siguiente modelo.

CEBO Y ANZUELO

Consiste en la venta de un producto muy barato (incluso con pérdidas) para luego proponer un upsell (venta relacionada de mayor importe) de productos asociados, recambios o servicios. Es una forma potente de atraer nuevos clientes.

No obstante, considero que los dos modelos anteriores deben usarse con inteligencia, pues abusar de ofertas a precios muy bajos puede tener un efecto contraproducente en el pensamiento de nuestro público, que puede asociar esta estrategia a productos o servicios de baja calidad o considerar que tarde o temprano bajaremos los precios y, por tanto, no comprarnos a precio normal.

DROPSHIPPING

En este modelo de negocio, basado en el e-commerce, tenemos dos figuras: el gestor de la tienda online y los proveedores. Los segundos se encargan de la logística de los productos y el primero de mantener la tienda digital, además de la atención al cliente y la gestión de la base de datos. Este modelo permite a los negocios tradicionales vender sus productos en diversas tiendas online, aunque debe utilizarse con cautela, pues solo convendrá estar presentes en tiendas bien construidas y posicionadas, que cuenten con un volumen de negocio aceptable y que cuiden la atención al cliente.

CROWDFUNDING

Puede usarse para lanzar productos sin el riesgo de realizar una inversión inicial y sin los costes de financiación de un préstamo. Además, permite conocer el nivel de aceptación del mismo y obtener ideas sobre posibles mejoras de los clientes potenciales. También puede usarse para servicios, como puede ser la impartición de cursos. Aunque normalmente se relaciona más con procesos de innovación y con productos culturales (como discos y libros) independientes, también puede tener su cabida en el campo de los negocios tradicionales.

PERMISSION MARKETING BASADO EN LA GENERACIÓN DE LEADS

Creación de bases de datos a través de promociones especiales, descuentos, etc., a cambio de información del cliente (email, intereses, preferencias de compra…) que se pueden promover tanto offline (en el propio local) como online (en redes sociales, por ejemplo). Con la adecuada segmentación, puede ser un instrumento muy poderoso para cualquier negocio.

AFILIACIÓN

Consiste en establecer comisiones de venta (o descuentos en compras futuras) con particulares o empresas. Dependiendo del tipo de producto o servicio ofertado, puede ser de gran utilidad. Esta estrategia se puede difundir con códigos o cupones en redes sociales de forma sencilla, o a través de aplicaciones móviles, entre otras opciones.

DO IT YOURSELF

Un ejemplo claro lo tenemos en el campo de la fotografía, con varias plataformas digitales en las que podemos diseñar nuestros propios álbumes, tazas, cuadros, etc., llevando la personalización al extremo. Algo similar sucede con las imprentas digitales, pero también con artesanos, de los de toda la vida, que ofrecen sus servicios por internet.

¿Cree que podría aplicar alguno de estos modelos en su negocio? Espero sus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This