El primer paso antes de lanzarnos a su diseño y desarrollo es definir el objetivo de nuestra página web.

Lo primero que nos viene a la cabeza es ganar visibilidad, pero ¿es cierto que lo vamos a conseguir?

El hecho de tener un sitio web no garantiza ni tener más visibilidad ni, por supuesto, conseguir más clientes.

Sin un objetivo claro y una estrategia adecuada una web no sirve absolutamente para nada. Y da igual lo bonita y especial que sea.

Por eso tenemos que conseguir ganar la visibilidad adecuada para cumplir nuestros objetivos, lo que significa que nuestra web tiene que ser visible para aquellas personas que es muy probable que se interesen por nuestros productos y servicios.

Esto se consigue con un análisis de nuestro target.

En función de nuestro target, las características de nuestro negocio y nuestros objetivos empresariales nos enfocaremos en uno de estos

Tipos de objetivos de una página web

 

VENTA DIRECTA

Es el más habitual, y el más apropiado si tenemos un ecommerce.

Para este objetivo es fundamental que el cliente disponga de la información necesaria para tomar la decisión de compra, que la tramitación del pedido sea sencilla, que la web cuente con todas las medidas de seguridad para que el proceso sea confiable y que estén fácilmente accesibles las condiciones de venta (gastos de envío, plazos, devoluciones, etc.) y se expongan con claridad.

No obstante, este también puede ser el objetivo para negocios en los que se ofrece un número reducido de productos y servicios. En estos casos, toman especial relevancia las denominadas landing pages.

 

GENERACIÓN DE LEADS U OPORTUNIDADES DE VENTA

Cuando ofrecemos un catálogo reducido de productos o servicios es probable que un usuario que accede a nuestra web no se convierta en cliente en su primera visita.

No nos conoce y es difícil que nos ganemos su confianza en ese primer contacto, pero tenemos formas de allanar el camino para que esto suceda.

Dependiendo de nuestro sector y de nuestro embudo de conversión, las fases de acercamiento serán más o menos largas.

Por ejemplo, si alguien está buscando un electricista, tal vez baste con conseguir que el usuario realice una llamada a nuestra empresa para que cerremos la venta, pues podrá exponer su problema y nosotros proponer una solución.

En cambio, si lo que ofrecemos es, por poner otro ejemplo, un servicio de mentoría en marketing digital, la mejor forma de demostrar a nuestro posible cliente que somos la persona adecuada será estableciendo una relación de confianza a medio plazo.

Y para ello, contar con su dirección de correo electrónico es un requisito imprescindible, pues será a través del envío de contenido relevante como ganemos primero su atención y después su confianza.

Entre los distintos leads que podemos plantear como objetivos de una web tenemos:

  • Suscripción a un boletín.
  • Rellenar un formulario.
    • Pidiendo información.
    • Reservando un servicio.
    • Solicitando una prueba.
  • Solicitar un presupuesto.
  • Llamada directa a nuestro teléfono.

 

VISITA AL LOCAL

Este es un objetivo muy adecuado para comercios locales que pretenden dirigir público desde su web a su local.

En estos casos llevar a cabo una estrategia de SEO local es tan pertinente como efectivo. Esto nos permitirá aparecer en las búsquedas de usuarios que buscan nuestros productos o servicios en nuestra zona o, mejor aún, que se encuentran cerca de nuestro local en el momento de realizar la consulta.

Otras formas de dirigir el tráfico a nuestro negocio pueden ser:

  • Ofrecer descargas de cupones de descuento a utilizar en el comercio.
  • Regalos de bienvenida.
  • Inscripción a eventos especiales.
  • Etcétera.

 

BRANDING O IMAGEN DE MARCA

Nuestro sitio web es nuestra carta de presentación en internet. Esto es así con independencia del objetivo que establezcamos para nuestra página.

Pero podemos enfocar nuestra web primordialmente a reforzar nuestra imagen de marca, y utilizarla como una plataforma de comunicación efectiva.

Se tratará, entonces, de proveer información relevante sobre la marca (sus productos y servicios, innovaciones, acciones sociales, etc.) evitando el autobombo, de crear vías de comunicación con los usuarios y clientes, de integrar las acciones online y offline y de monitorizar lo que se dice sobre nosotros.

 

FIDELIZACIÓN

Por último, convertir a nuestros clientes en clientes recurrentes es la mejor forma de perpetuar nuestro negocio. Para conseguirlo, podemos utilizar nuestro sitio web como plataforma de atención al cliente, de acceso a contenidos privados y personalizados, de comunicación de ofertas especiales, de premios por afiliación y de un largo etcétera que dependerá de las características y capacidades de nuestro negocio.

 

A modo de conclusión, le diré que cuando piense en su web piense en el objetivo que desea cumplir: esta será la clave del éxito del diseño o actualización de su página web.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos


CONSULTE EN LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD LA INFORMACIÓN COMPLETA

Responsable: José Vicente Ríos Herrera (Asesoría Ríos Herrera).

Finalidad: Gestión de los comentarios del blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Webempresa, como proveedor de hosting, almacenará el mensaje.

Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This