Ánalisis previo al diseño de una web

Cualquier proyecto de diseño web debe contar con un análisis previo del impacto presente de la presencia actual en internet del negocio y de sus competidores, así como de los puntos fuertes y diferenciadores que nos permitirán mejorar nuestra estrategia digital.

Esto sí, después de analizar los objetivos que pretendemos lograr con el nuevo diseño y las características de nuestro público objetivo.

Básicamente, este estudio se fundamentará en dos pilares.

Análisis DAFO de la situación

Es importante conocer todo lo que rodea al sector de actividad al que nos dedicamos para conocer nuestros puntos fuertes y poder destacarlos en la web, pero también para paliar nuestras debilidades y saber cómo competir en el mercado en las mejores condiciones posibles.

Este tipo de análisis lo realizaremos a través de unaa matriz DAFO, que nos invita a pensar sobre los siguientes aspectos:

Debilidades

El análisis de nuestras debilidades precisa de un ejercicio sereno de sinceridad. Debemos conocer nuestras limitaciones para ofrecer una experiencia en nuestro sitio web acorde —y fundamentalmente coherente— con nuestras posibilidades.

No podemos prometer cosas que pueden ser difíciles de cumplir ni centrarnos en destacar aspectos que no son nuestros puntos fuertes.

Si ponemos el ejemplo de un ecommerce, aspectos como la disponibilidad y variedad de productos, los precios, los plazos de envío de la mercancía o la disponibilidad para la atención al cliente son puntos clave.

Hemos de conocer también aquello que no podemos realizar al nivel de algunos de nuestros competidores para ver cómo lo podemos mejorar y qué podemos ofrecer en compensación o como alternativa más interesante para nuestros clientes.

Amenazas

En este punto y en el cuarto y último nos centraremos en aspectos externos a la empresa; principalmente, en la situación del mercado y en las expectativas sobre el mismo.

Definiremos como amenazas aquellas situaciones o tendencias que pueden poner en peligro la rentabilidad (e incluso la viabilidad) del proyecto, como puede ser una demanda decreciente, un sector con muchos competidores, la existencia de marcas muy consolidadas, cambios tecnológicos, etc.

Como estos aspectos afectarán a nuestra estrategia de negocio, el diseño de nuestro sitio web se verá también condicionado por ellos.

Fortalezas

En este apartado pondremos en relieve aquello que mejor sabemos hacer y que nuestros clientes aprecian sobremanera.

Por supuesto, también tendremos en cuenta lo que nos diferencia de nuestros competidores.

No olvidaremos tampoco nuestros productos y servicios estrella.

Son los grandes aspectos que nos hacen únicos y que debemos destacar en nuestro sitio web.

Oportunidades

El mercado, en ocasiones, ofrece oportunidades que debemos ser capaces de captar y aprovechar para diferenciarnos de nuestros competidores.

Si detectamos una nueva necesidad de los clientes que somos capaces de cubrir, debemos ser los primeros en hacerlo y, por supuesto, tenemos que plasmarlo en la web de nuestro negocio.

Análisis de nuestra presencia en internet

Nuestra presencia en internet no se limita a nuestro sitio web (si lo tenemos) y a nuestros perfiles sociales. También es importante lo que se dice de nosotros en la red, ya sean noticias, opiniones u otros aspectos.

Veamos qué debemos tener en cuenta en función de si ya contamos o no con una página web.

Si no tenemos página web

Si no contamos con un sitio web, valoraremos la presencia de nuestra marca en el mercado, con la intención principal de conocer puntos fuertes que debemos potenciar en el diseño de nuestra web y dar respuesta a quejas y sugerencias comunes entre nuestros clientes hasta el momento.

Una breve lista de elementos a tener en cuenta podría ser la siguiente:

  • Perfil en Google My Business.
  • Reseñas.
  • Citaciones en otros sitios web.
  • Perfiles en redes sociales:
    • Contenidos más efectivos.
    • Preguntas más frecuentes.
    • Quejas y sugerencias de nuestros clientes.
    • Aspectos por los que recibimos mejores críticas.

Si ya tenemos página web

Pero en el caso de que ya dispongamos de un sitio web, al estudio anterior añadiremos el análisis del funcionamiento y prestaciones de nuestra web, teniendo en cuenta puntos como:

  • Estructura del sitio.
  • Listado de URLs.
  • Contenido duplicado.
  • Rutas de navegación.
  • Usabilidad y accesibilidad.
  • Estadísticas de conversiones.
  • Páginas con más visitas
  • Páginas con mayor tasa de rebote

 

Por supuesto, el siguiente paso será realizar un análisis de nuestro posicionamiento SEO, después del cual ya tendremos toda la información necesaria para diseñar o rediseñar nuestro nuevo sitio en internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies